LA IMPORTANCIA DE UNA BUENA ALIMENTACIÓN EN LA SALUD

PROTEGER LA SALUD DE LOS CONSUMIDORES MEDIANTE TRAZABILIDAD ALIMENTARIA
mayo 14, 2016
CASOS DE BOTULISMO GENERAN ALERTA ALIMENTARIA
julio 21, 2016

Es bien sabido que la alimentación es uno de los factores más importantes a la hora de cuidarse y que la dieta mediterránea es un verdadero tesoro en este sentido. Pero los hábitos de vidahan cambiado en las últimas décadas y con ellos la alimentación, y no para mejor, precisamente. A un lado se ha dejado el consumo habitual de frutas, verduras y pescado para pasar a un abuso de las grasas, los azúcares y los alimentos precocinados.

 

El estrés diario, la falta de tiempo, hace que muchas personas se decanten por las comidas rápidas sin pensar en su salud. Y ello, unido al sedentarismo, provoca no solo un aumento de los problemas relacionados con la obesidad, sino de otros como el colesterol, la diabetes o la hipertensión que, a la larga, pueden desencadenar enfermedades cardiovasculares.

 

Una dieta sana y equilibrada

Hablar de dieta significa hablar de alimentación equilibrada, sin excluir alimentos porque todos aportan nutrientes y son necesarios, pero moderando el consumo de unos y aumentando el de otros. Se ve perfectamente en la pirámide alimenticia que todos hemos visto alguna vez. ¿Cómo debe ser la dieta según esta pirámide? Vamos a verlo:

 

    • Alimentos de consumo diario: sobre todo frutas y verduras, al menos 5 piezas al día. En este apartado también entrarían los lácteos (Leche, queso, yogurt) y los cereales (arroz, pastas y pan). Y, por supuesto, el oro líquido, el aceite de oliva.
    • Alimentos de consumo semanal: en este apartado entrarían las carnes magras, el pescado, los huevos y las legumbres, que se deberían comer entre dos y cuatro veces a la semana. También se incluyen aquí los frutos secos.
    • Alimentos de consumo ocasional: en este caso se trata de embutidos, carnes grasas o alimentos como mantequilla, bollería (sobre todo industrial), chucherías, bebidas azucaradas o aceites que no sean de oliva.

 

 

Cuidar la alimentación es cuidarse, a veces un gesto tan sencillo como preparar el pescado a la plancha o al horno en lugar de hacerlo rebozado, es ya un gran paso. Y tampoco hay que negarse un capricho, ¿quién puede resistirse a un helado en verano? Pero una rodaja de sandía bien fresquita es también muy apetecible. Es un gran error esperar a tener unos kilos de más o a que los niveles de colesterol se hayan disparado para prestar un poco más de atención a lo que comemos.

 

Buena alimentación y hábitos saludables

Una dieta equilibrada es importante, pero es necesario combinarla con otros hábitos saludables. Hacer ejercicio es fundamental, pero no hace falta pasar horas en el gimnasio, caminar a buen paso media hora al día es perfecto ¿Cómo conseguirlo? Simplemente olvidándose de llevar a los niños en coche al colegio o bajándose del autobús un par de paradas antes de llegar al trabajo.

 

Y no hay que olvidarse del descanso. Las preocupaciones, el exceso de trabajo y la afición a las nuevas tecnologías quitan horas de sueño y el cuerpo acaba pagando las consecuencias. Dejar las preocupaciones en el trabajo, dedicarse un rato a uno mismo y apagar la Tablet o el móvil un buen rato antes de acostarse son ideas magníficas.

 

Cuidarse es importante y es mucho más sencillo de lo que se pueda imaginar.

 

Gestión e Higiene Alimentaria S.L. 93 860 31 05 info@ghalimentaria.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

atl_go_top
Abrir chat
1
Hola!
¿en que podemos ayudarte?
Powered by