LA IMPORTANCIA DE UNA BUENA DIETA PARA ANCIANOS Y SUS INGREDIENTES
LA IMPORTANCIA DE UNA BUENA DIETA PARA ANCIANOS Y SUS INGREDIENTES
marzo 15, 2021
DISTRIBUCIÓN Y TRANSPORTE DE ALIMENTOS CON MÁXIMAS GARANTÍAS DE CALIDAD
abril 15, 2021
¿CUÁLES SON LAS FUENTES DE CONTAMINACIÓN DE LOS ALIMENTOS?

¿CUÁLES SON LAS FUENTES DE CONTAMINACIÓN DE LOS ALIMENTOS?

La mejor forma de prevenir cualquier alteración en los productos que consumimos es conocer bien cuáles son las fuentes de contaminación de los alimentos. Y es que como muy bien suelen decir… Más vale prevenir que curar, especialmente a la hora de ingerir cualquier producto.

¿CUÁLES SON LAS FUENTES DE CONTAMINACIÓN DE LOS ALIMENTOS?

Hoy vamos a conocer un poco más de cerca qué implica este concepto y cuáles son las causas que lo provocan para que podamos seguir comiendo de una forma 100% segura.

CONCEPTO

¿Qué son las fuentes de contaminación de los alimentos y cómo actúan? Si tuviéramos que hacer una definición de este concepto podríamos hacerlo como aquellos medios a través de los cuales se produce una alteración en el alimento.

Su consecuencia directa es que pueden poner en riesgo nuestra salud y, por tanto, no ser recomendables para el consumo humano.

Tipos de fuentes de contaminación de los alimentos

¿Y qué tipos de alteraciones existen? Pues si atendemos a la naturaleza del cambio, podríamos hacer una distinción entre lo que podría ser una alteración física, química o biológica.

En muchas ocasiones este tipo de cambios provocan algunos síntomas en el producto muy fáciles de detectar antes de ingerirlo como pueden ser un fuerte olor o una apariencia poco saludable a la vista. También existen algunos cuyas modificaciones no logramos percibir hasta que no los comemos por su fuerte sabor y otros pasan completamente inadvertidos.

Sin duda, estos últimos son los más peligrosos dado que, al no haber signos externos, es más probable que pasen completamente inadvertidos.

Una vez hemos realizado esta pequeña clasificación, vamos a ver cómo actúan estas fuentes de contaminación de alimentos.

Física

Las causas físicas son una de las causas más comunes que pueden contaminar cualquier producto antes de ser ingerido.

Algunas de las más frecuentes son el aire y el agua. Ambos actúan como un potente vehículo de múltiples bacterias y microorganismos que se pueden reproducir fácilmente si no aplicamos las medidas de higiene necesarias a la hora de manipularlos.

Otra fuente de contaminación son aquellas procedentes del envoltorio o recipiente en que se almacenan como pueden ser partículas de cristal, plástico, papel… Para ello, es necesario que cuando veamos que el recipiente o envoltorio no está en buen estado, evitemos su consumo. Por otro lado, también nos podemos encontrar con malas prácticas de higiene por parte de los manipuladores. Pelos, uñas, pestañas, trozos de guantes… son algunas de las alteraciones más comunes que pueden ser provocadas por una mala manipulación.

Química

Los contaminantes químicos son otra de las causas más comunes en este tipo de alteraciones.

Aparecen normalmente por el uso insecticidas, fertilizantes y otros productos que se utilizan en los cultivos para combatir las plagas pero que si no se manipulan de la manera correcta pueden suponer un grave riesgo para la salud humana.

El momento de limpieza y desinfección del lugar donde se elaboran los alimentos es primordial para asegurar la correcta higiene de éstos, pero es muy importante su correcta manipulación. Todos aquellos productos de limpieza y desinfección son las vías principales que pueden contaminar. Cabe recordar que estos productos, además de por contacto, también pueden actuar a través del ambiente ya que contienen sustancias químicas volátiles que pueden acabar depositándose en la superficie. 

Biológica

A pesar de que la causas biológicas son provocadas por la rápida propagación de los microorganismos, especialmente en carnes, pescados, huevos o lácteos, normalmente este problema esta ligado directa o indirectamente a la conducta humana por una falta de higiene al estar en contacto directo con los productos.

No lavarse las manos correctamente, manipular diferentes tipos con los mismos utensilios, un mal etiquetado en el momento de almacenar… pueden provocar una alteración y acabar contaminándolos por los microorganismos que pueden contener.

También por romper la cadena de frío entre otras muchas causas con consecuencias muy peligrosas en algunos casos.

Recuerde que cualquiera de estas fuentes de contaminación de los alimentos pueden intervenir en cualquier momento y afectar de manera muy grave a su cadena de producción. Por ello, es fundamental realizar con regularidad controles sanitarios implementando unas correctas medidas de seguridad que ayuden a garantizar la salud de sus clientes y evitar problemas.

 

SI NECESITA MÁS INFORMACIÓN, PUEDE CONTACTARNOS AQUÍ SIN COMPROMISO. EN GHA SOMOS ESPECIALISTAS EN SEGURIDAD ALIMENTARIA Y LE AYUDAREMOS A IMPLEMENTAR TODAS LAS MEDIDAS NECESARIAS PARA GARANTIZARLA EN SU EMPRESA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

atl_go_top
Abrir chat
1
Hola!
¿en que podemos ayudarte?
Powered by