¿Qué nivel de seguridad alimentaria tiene mi cocina?

diciembre 30th, 2015  

La seguridad alimentaria debe ser una de las mayores prioridades en cualquier restaurante. Una buena carta es fundamental, pero alcanzar la plena confianza de los clientes puede significar el éxito o el fracaso del negocio. Sin embargo, a veces puede resultar difícil saber con exactitud si se están ofreciendo las garantías suficientes o no.

Hay aspectos como el de la manipulación de los alimentos o su conservación que tal vez sean conocidos por todos aquellos que se dedican a esta actividad, pero hay otros igual de importantes que se pueden pasar por alto.

Recomendaciones imprescindibles

  • Limpieza e higiene. Es necesario extremar la limpieza: lavarse las manos con frecuencia; protegerse nariz, boca y cabello; lavar y desinfectar a conciencia todas las superficies y los utensilios después de cada uso y proteger convenientemente todos los alimentos. Hay infinidad de microrganismos causantes de enfermedades que se pueden contagiar fácilmente, incluso por un leve contacto.
  • Almacenamiento y conservación de los alimentos. Los productos que se emplean en la cocina deben estar siempre tratados y almacenados convenientemente y por separado. Lo importante es no utilizar los mismos utensilios para manipular alimentos crudos y cocinados, así como conservarlos también en recipientes diferentes. La razón es que hay alimentos crudos como las carnes o las verduras que pueden tener microorganismos, de modo que pueden contagiar (y muy fácilmente) los ya preparados.
  • Mantener los alimentos siempre a la temperatura correcta. Nunca hay que romper la cadena de frío ni mantener alimentos ya cocinados a temperatura ambiente. Son aspectos que todo el mundo conoce pero que a veces por descuido o por prisas se pasan por alto. Jamás hay que olvidar que hay microorganismos que se multiplican de manera muy rápida a temperatura ambiente. En el caso de los alimentos congelados conviene asegurarse de que se mantienen en todo momento por debajo 18º C.
  • Manipulación: ya hemos dado algunas claves como no manipular alimentos crudos y cocinados a la vez y limpiar los utensilios a conciencia después de cada uso, (muy importante para evitar el contagio de microorganismos, pero también para impedir la posibilidad de contaminación cruzada si se cocina con alimentos con alérgenos). Además, es fundamental proteger los alimentos en recipientes herméticos una vez usados y desechar los que presenten aspecto deteriorado.

Clientes cada vez más exigentes

Tan importante es ya la seguridad alimentaria que existen iniciativas para ayudar a los clientes a elegir establecimiento en función de este aspecto. En Estados Unidos han surgido aplicaciones que muestran las inspecciones realizadas a los restaurantes y los resultados que han obtenido. Algo que, por ejemplo, el Departamento de Salud de Nueva York publica en diferentes soportes informáticos.

Conocer el nivel de seguridad de la cocina ya ha dejado de ser solo una preocupación para los propietarios de restaurantes. Hoy en día, lo es también para los clientes, que cada vez buscan más información antes de elegir en dónde comer.

Es por eso que vale la pena contar con la orientación de especialistas en seguridad alimentaria que puedan ayudar en cualquier problema que pueda surgir y lo más importante tener y obtener soluciones efectivas y oportunas para que todo marche lo mejor posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *