NUTRI SCORE, EL NUEVO ETIQUETADO DE LOS ALIMENTOS

noviembre 21st, 2018  

Sanidad implantará un nuevo etiquetado nutricional frontal de alimentos con colores, en función de su calidad nutricional siguiendo el modelo NutriScore.

El modelo NutriScore otorga un color a cada alimento en función de su contenido en azúcares, grasas saturadas, sal, calorías, fibra y proteínas. Los colores verdes identificarán los alimentos más saludables y los rojos, los de menor calidad nutricional. Su aprobación, como Real Decreto-Ley, se prevé en unos dos o tres meses, según ha avanzado la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo.

Nutri Score

¿EN QUÉ CONSISTE EL SISTEMA NUTRISCORE?

NutriScore tiene 5 niveles fijados por una letra (A, B, C, D, E) y un color (verde oscuro, verde claro, amarillo, naranja, rojo) con los que se caracteriza un alimento como más o menos saludable. El nivel más saludable es la A (verde oscuro) y el menos saludable el E (rojo).

Para llegar a obtener cada calificación con su correspondiente color, se usa un algoritmo que pondera como negativas algunas características presentes en el alimento -energía total, azúcares, grasas saturadas y sodio- y como positivas la presencia de otras (fibra, proteína e ingredientes a partir de frutas y verduras). Siempre por 100 gramos de producto, no por ración. Con todas estas puntuaciones parciales se obtiene una nota final que se traduce en los correspondientes colores y letras.

ATRIBUCIÓN DE COLORES

Atribucion de Colores Nutri Score

¿CÓMO DEBEMOS UTILIZARLO?

Este etiquetado frontal debe servir para comparar alimentos de una misma categoría y diferentes marcas de un mismo producto. También pueden enfrentarse productos de diferentes categorías pero que se consumen en las mismas ocasiones y con el mismo uso como, por ejemplo, los postres.

Ante las dudas suscitadas, los expertos han recordado que el código de colores puede tener utilidad a la hora de comparar los productos dentro de un mismo grupo o categoría, es decir la puntuación de un yogur sobre otro, por ejemplo. Sin embargo, no serviría para comparar productos de diferentes categorías.

CRÍTICAS AL SISTEMA

Criticas al Sistema Nutri ScoreLa ONG Open Food Facts, que recoge información sobre productos alimentarios de todo el mundo, ha calculado lo que establecería ese nuevo semáforo sobre decenas de alimentos que están a la venta. La plataforma SinAzúcar.org, ha recopilado la información para recrear las etiquetas de NutriScore.

La principal sorpresa con estas etiquetas recreadas, es que, aunque los refrescos tienden a estar mal valorados, la Coca-Cola Zero sale muy bien parada con una B (verde claro, es decir, un notable). En cambio, el aceite de oliva, el alimento más venerado y utilizado en la dieta mediterránea, suspende de forma rotunda con solo una D.

Ante la polémica suscitada con ingredientes como el aceite de oliva, el Ministerio de Sanidad, a través de la agencia Aecosan, encargada del semáforo nutricional, ha asegurado que los productos con un sólo ingrediente no tendrán la necesidad de implementar el semáforo NutriScore. Así quedarían fuera, además del aceite de oliva, la leche o los huevos.

Además, se adaptará a la dieta mediterránea mediante expertos a la materia, como ya se hizo en Francia con los quesos.

¿EN QUÉ SE DIFERENCIA NUTRISCORE DEL SEMÁFORO DE LA INDUSTRIA?

El sistema NutriScore, viene utilizándose en Francia (de forma voluntaria para los fabricantes) desde hace un año, con resultados positivos avalados por las sociedades científicas, las asociaciones de consumidores y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El Semaforo de la IndustriaEl semáforo nutricional (Etiquetado Nutricional Evolucionado, ENL, por sus siglas en inglés), ha sido presentado por cinco grandes multinacionales del consumo (Mondelez, Nestlé, PepsiCo, Coca-Cola y Unilever), que han definido el nuevo sistema que ellas mismas han diseñado para ampliar la información de sus productos. Antes de fin de año, esta especie de semáforo nutricional se aplicará a algunos de los artículos que se comercializan en Europa: las grasas, grasas saturadas, azúcares y sales de cada producto serán señaladas con el color verde, ámbar o rojo en función de que su cantidad sea baja, media o alta.

Este sistema es parecido al propuesto por el Gobierno Español, pero diferente en su manera de revisar la calidad del perfil nutricional. En lugar de analizar las proporciones de nutrientes por cada 100 gramos, el etiquetado de los fabricantes lo hace por porción, sobre las que no hay consenso ni definición legal. Por tanto, no deberían ser los valores de referencia por no ser siempre realistas, ya que puede inducir a error al consumidor.

¿Tiene más dudas sobre el nuevo sistema de etiquetado y cómo aplicarlo en su negocio? Desde GHA podemos ayudarle a interpretarlo de forma sencilla y asesorarle para su correcta implantación en el negocio.

GHA Nutri Score

GHA -Gestion e higiene alimentaria S.L.  Tel 93 860 31 05 ext 1.

Formulario Contacto

Facebook ghalimentaria
twitter ghalimentaria
www.ghalimentaria.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *