Limpieza y desinfección de frutas y verduras: el ozono, alternativa a la lejía alimentaria

enero 15th, 2013  

Las ensaladas, habitualmente, están constituidas de productos vegetales que contienen una cantidad apreciable de fibra y una proporción de agua que oscila entre el 80 y el 90% de su peso. Todos estos constituyentes, que confieren unas ventajas nutricionales innegables e imprescindibles en nuestra dieta, presentan riesgos asociados a su conservación y manipulación que pueden evitarse.

Hechos como la crisis alemana, inicialmente llamada “del pepino”, deben servir para recordarnos la absoluta necesidad de una limpieza y desinfección adecuadas de las verduras y hortalizas que vayamos a consumir en crudo.

Los vegetales son alimentos con una elevada carga bacteriana, pueden tener microorganismos patógenos como Escherichia coli, Listeria, Salmonella, vibrio  chollerae, Shigella, etc. no solo porque se cultivan en los suelos, sino también porque se consumen de forma directa, es decir, no se someten a ningún tratamiento previo a la ingesta con capacidad para eliminar posibles patógenos.

Pautas en la manipulación de fruta y verdura para minimizar los riesgos en  seguridad alimentaria: 

Refrigerar y emplear productos que estén fríos. Los vegetales deben estar el mínimo tiempo posible a temperatura ambiente, hay que almacenarlos en frío, a una temperatura máxima de 8ºC, con el fin de que las posibilidades de multiplicación bacteriana sean las mínimas posibles.

Realizar una rigurosa limpieza y desinfección de los vegetales con desinfectante apto para alimentos.

Cortar los vegetales con un cuchillo destinado solo para ello y limpio.

Pelar, después del lavado y desinfección, hortalizas que lo permitan como el tomate o el pepino.

Llevar a cabo una manipulación adecuada de los alimentos, con un lavado de las manos con abundante jabón bactericida y agua caliente.

Existen en el mercado diversos productos diseñados para este fin, tradicionalmente se utiliza la lejía alimentaria (compuesto clorado) pues es bien sabido que reduce la carga microbiana del alimento de forma significativa. Eso si siempre utilizándola según marque la etiqueta del fabricante y enjuagando muy bien después con agua limpia para eliminar los restos de desinfectante.

Una alternativa novedosa a la lejía alimentaria clásica es el tratamiento con OZONO.

Las ventajas del OZONO son:

– Reducción de costes

Es un desinfectante potente y eficaz

– No perjudica al alimento

– Prolonga la vida del alimento

No deja residuos

Es respetuoso con el medio ambiente

No necesita reposición de productos químicos, solo se alimenta de aire y electricidad

Cumple con la normativa

Solicite más información para asesorarle sin compromiso.

Si desea una analítica de alimento (ensalada) le aplicamos un 15% de Dto. sólo hasta el 15/04 nombrando esta noticia. LLÁMENOS: 93 860 31 05

 

2 comments

  1. Emilio
    posted on Jun 02, 2017 at 7:27 PM

    Yo para la desinfección de verduras uso un producto de eurosanex que se llama detial y es a base de hipoclorito.
    La verdad es que muy bien, no he tenido nunca ningún problema. Es un producto que me gusta mucho y creo que la desinfección de este tipo de alimentos es necesaria

  2. Delfina Lopez
    posted on Nov 09, 2014 at 3:20 PM

    Desearia mas información, gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *