Las buenas prácticas de higiene, lo hacemos bien? o solo queremos parecerlo?

junio 13th, 2013  

¿Por qué en muchos casos no se cumplen las buenas prácticas higiénicas? ¿Cuales son los motivos? ¿Como conseguir que se cumplan? ¿Cuales serían los beneficios?


Que  el manipulador de alimentos juega un papel muy importante para que las prácticas  higiénicas se cumplan y se minimicen riesgos de contaminación  es innegable. Ahora bien hay otros factores que deben de confluir para que sea una realidad y no nos quedemos solo en la teoría.

Pongamos un ejemplo básico pero explicativo:

Un trabajador a quién se le ha explicado muchas  veces que hay que quitarse las joyas, cubrirse el pelo y lavarse las manos; y aun así el riesgo es evidente pero nadie hace caso hasta que ocurre algo grave, como una intoxicación, que enferme un cliente, pérdida de credibilidad y que la imagen de la empresa quede comprometida….

Algunos de los MOTIVOS del porque NO se cumplen las buenas prácticas:

• Falta de recursos en el inicio de la actividad, en algunos casos.

• Falta de educación sobre Seguridad alimentaria desde la base (Primaria).

La seguridad Alimentaria básica (higiene) se debería enseñar de forma generalizada en el colegio, en los comedores escolares  incorporándose en los temarios.

 Implicación de la dirección y mandos intermedios.  Muy importante! 

Está claro que hace falta un apoyo de la dirección así como recursos. La formación es necesaria, pero ¿Hasta qué punto los fallos en higiene derivan de una falta de tiempo o de formación? En la mayoría de casos hemos comprobado que el origen es la falta de concienciación de la propia gerencia que le resta importancia a este tema. Llevar el pelo recogido o no llevar joyas es simplemente falta de “querer” y no de “poder”.

• Escasa concienciación del personal.

En algunos casos es un problema las diferencias culturales que tienen otros valores muy diferentes. También encontramos personal que ya ha adquirido malos hábitos durante años y que es difícil que cambien y corregir no es fácil.

 Cursos formativos muy esporádicos y muy generalistas.

A menudo la periodicidad de la formación continua es muy larga, no teniendo  el efecto en la producción.Existen diferencias entre los temarios de formación muy generales y que no se adecuan a la actividad de la empresa y los más especializados y actualizados.  El precio es un factor que se ha de tomar en cuenta en su justa medida, lo más económico puede salir más caro.

 Inadecuado Control y seguimiento del personal manipulador.

Con personal formado adecuadamente pero sin ningún tipo de supervisión ni control no da los resultados deseados.

LA SOLUCIÓN, puntos a tener en cuenta para las buenas prácticas:

• Integrar en la política de calidad de la empresa la Seguridad Alimentaria como algo fundamental.

Es importante que la empresa  incluya los controles de Seguridad Alimentaria.

• Planes de formación periódicos y de calidad según cada especialización.

Una buena técnica de concienciación se basa en aprovechar las sesiones de formación del personal, trasladar responsabilidades a todo el equipo, no solo al responsable de calidad.

Los temarios han de ser especializados de acuerdo a la actividad, introducir temas novedosos,  y también  prácticos.

Demostrar el interés de la empresa por la calidad y transmitirlo al trabajador y permitiendo dar un enfoque diferente a los problemas diarios.

• Implicar a todos los niveles, desde la dirección al trabajador base.

Si no se implican todas las personas en el mismo objetivo, no podremos conseguir crear unos estándares de calidad sólidos.

• Control y seguimiento interno frecuente.

Es imprescindible que haya personas responsables del equipo y que los controles sean adecuados en intensidad y en el tiempo. Tener un portavoz adecuado en todos los procesos de Seguridad Alimentaria

• Asesoramiento, Control y seguimiento especializado por una empresa externa, más objetiva y más crítica.

Disponer de inspecciones periódicas sobre el cumplimiento de las normas de higiene, es donde reside gran parte del éxito del cumplimiento de las mismas: cuanto más exhaustivas y frecuentes sean esas inspecciones/auditorías externas mejor será el grado de cumplimiento.

• Motivación del personal, mediante la valoración de los resultados conjuntamente.

En Resumen: Aunque todos los puntos son importantes y necesarios, la motivación y preocupación sobre la Seguridad alimentaria  que se le transmita al trabajador  es un factor clave para que las prácticas de higiene sean un éxito.

LOS BENEFICIOS

Debemos hacer hincapié en que somos un equipo y que todo lo que haga cada trabajador individualmente influye en el resultado final, la calidad del producto, que al fin al cabo es el objetivo que se busca.

Qué ocurre si no hay ningún problema/alerta alimentaria?  Debemos  pensar que “como no  pasa nunca nada” es porque hacemos las cosas bien?  Y debemos  minimizar los controles y el seguimiento de las buenas prácticas? O por el contrario, valorar que posiblemente si tenemos un sistema de control y seguimiento de Seguridad alimentaria  minimicemos riesgos.

Estamos a su disposición para cualquier consulta, haciendo click aquí o llamando al 902 10 17 25

Les Recomendamos estas noticias:

• 96 afectados por una intoxicación en un centro psiquiátrico de Sant Boi:

http://bit.ly/11D53DF

• Salud Pública confirma contaminación fecal en comida hospitalaria y 22 deficiencias en el servicio:

http://bit.ly/10BH2Dq

• España refuerza su colaboración con la Unión Europea en seguridad alimentaria:

http://bit.ly/15pBPMP



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *